//
you're reading...
Publicidad

Crear un cartel publicitario.

Para obtener un póster efectivo es necesario que la imagen creada sea la suma total de todos los elementos que éste presentará para así lograr una hegemonía y una unidad. Esta unidad debe estar dada por todos los elementos conviviendo en armonía. Tanto la tipografía como la imagen deben ser parte del mismo universo y seguir una decisión clara de dirección y de estructura. Un buen póster es aquel que llama la atención del público y que sobresale entre otros.

Algunos de los aspectos a considerar a la hora de diseñar un póster son los siguientes:

Estructura

Al hablar de estructura se hace referencia a los puntos de tensión que generan los elementos en el plano. El ojo se dirige a estos puntos como entrada a la lectura de una imagen. Ésta no tiene una lectura lineal, sino que en ella los elementos están distribuidos de manera alterna en el espacio. Por lo tanto a la hora de generar una imagen para un póster hay que tener claro qué elementos se quieren enfatizar, ya que, según su tamaño, croma y posición, éstos van a llamar más o menos la atención.

Dentro del concepto de estructura puede considerarse la presencia de diagonales (positivas o negativas), horizontales y/o verticales. Una diagonal negativa es aquella que va del ángulo inferior derecho al ángulo superior izquierdo. Los elementos que se compongan en esta diagonal visualmente tenderán a caerse del plano. Por el contrario, en una diagonal positiva -aquella que va del ángulo inferior izquierdo al ángulo superior derecho- los elementos tenderán a subir.

Las verticales y horizontales sirven para hacer un corte en el plano. Este corte marcará cuatro sub-planos, como si se doblara una hoja en cuatro partes. Las dos partes inferiores son las que el ojo percibe de modo más relajado, mientras que las dos partes superiores implican un mayor esfuerzo visual. La parte derecha es la parte a la que se dirige la vista en forma inmediata. Por lo tanto, es la parte en la que el ojo está más relajado. Así, la vista centra la atención primariamente en el cuadro inferior derecho. Y el ángulo contrario es incómodo para la visión y produce mayor tensión.

De esta manera, al momento de diseñar un póster se hace necesario tener en cuenta el uso de diagonales positivas o negativas, así como también la ubicación de los elementos en los sectores izquierdo, derecho, inferior o superior, ya que esto determinará dónde los receptores prestarán más atención.

Fondo, figura y blancos

Al tener en cuenta el concepto de estructura se debe hacer referencia también a la diferenciación entre el fondo, la figura y los blancos. Los blancos son los espacios limpios; esto significa que, por ejemplo, un póster con fondo negro también tiene blancos. Los blancos en un póster son esos lugares sin elementos que rodean la figura y la tipografía generando un aire. Este aire sirve para potenciar la estructura logrando así focalizar la atención donde se desea.

Soportes de impresión

Algunos soportes para la impresión de pósters pueden ser lonas, vinilos, papeles, textiles, transparencias, soportes especiales, entre otros.

Uso de la tipografía

En cuanto a la tipografía de un póster, ésta tiene que estar unida en idea y forma con la imagen. Su utilización se debe evaluar al mismo nivel que la figura, tanto si la acompaña como si la tipografía misma funciona como imagen. Debe ser parte de la unidad que constituye el póster.

Cuando se trata del acompañamiento de la imagen lo ideal es partir de fuentes puras, es decir, de aquellas que en su naturaleza están bien construidas (Garamond, Helvética, Futura, etc.), y en base a ellas buscar la semantización de las mismas. De todas formas esto no quiere decir que sean las únicas posibilidades tipográficas correctas. También se puede construir una tipografía propia, experimentando con diferentes técnicas. O bien utilizar otro tipo de fuentes creadas digitalmente, pero teniendo cuidado con su estructura, ya que de ésta depende la legibilidad.

Lenguaje

El lenguaje es la facultad humana en virtud de la cual el hombre posee capacidad de sustituir al mundo. Lo que distingue al ser humano de los demás seres vivientes es la capacidad de simbolizar. Al hombre le es posible evocar las cosas ausentes, tanto objetos vistos, como sensaciones, olores, etc. A través de los signos vuelve a la memoria el recuerdo de lo vivido. Por otra parte, todo lenguaje proporciona a quien lo usa un repertorio ordenado de variantes u opciones. Los diseñadores las evalúan y eligen las que sean más adecuadas para posicionarlas en un espacio y tiempo y producir un póster con un mensaje efectivo. Cuando se habla específicamente del lenguaje de una pieza gráfica, sea cual sea la pieza, se hace referencia a su estética, es decir, a la conjunción de lenguaje visual y verbal. Una estética puede ser, por ejemplo, de los 80`s, grunge, punk, etc., o mezcla de varios lenguajes. Este aspecto de la construcción del póster es tan importante como el resto, ya que de la fuerza del lenguaje y de su correcta aplicación depende el impacto y el funcionamiento de aquél.

Fuente: Poster-designers

Imagen: Joseba Angulo. 2m2 diseño.

About these ads

Acerca de 2m2vanguardia

Consultoría estratégica, despacho de abogados laboralistas

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Twitter

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: